Etiquetas

, ,

Aprovechando el buen tiempo, este fin de semana me he escapado a los Pirineos para conocer una de las joyas arquitectónicas del patrimonio cultural catalán y mundial: el conjunto románico de iglesias de la Vall de Boí, en la comarca de la Alta Ribagorça de Lleida.

Iglesia de Sant Climent de Taüll, Vall de Boí. Foto: http://www.viajesmaravillosos.wordpress.com

La Vall de Boí en realidad no es un valle sino un conjunto de valles y sierras, un entorno natural excepcional y muy bien conservado en el que las aldeas, rodeadas de impresionantes montañas, mantienen el aspecto tradicional de alta montaña, de  piedra y pizarra. Ubicada a los pies del Parque Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, otra maravilla a explorar con tiempo, a la Vall de Boí también se la conoce por su balneario en Caldes de Boí y por la estación de esquí de Boí – Taüll, por lo que el visitante puede disfrutarla durante todo el año a través del deporte, el descanso, el ocio y la cultura.

Las ocho iglesias y la ermita que forman el conjunto románico declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad desde el año 2.000 son Sant Climent y Santa Maria de Taüll, Sant Joan de Boí, Santa Eulàlia de Erill la Vall, Sant Feliu de Barruera, la Nativitat de Durro, Santa Maria de Cardet, la Assumpció de Cóll y la ermita de Sant Quirc de Durro:

La Vall de Boí con las iglesias románicas señaladas. Foto: CRVB

Hay varios aspectos que diferencian el conjunto románico de la Vall de Boí de otros similares, entre ellos su magnífica conservación, la abundancia de construcciones del mismo estilo en un territorio concreto y su uniformidad estilística, deudora del estilo románico lombardo que imprimieron los maestros de obra itinerantes del norte de Italia que participaron en su construcción durante los siglos XI y XII. Los rasgos principales de este estilo son su pragmatismo (muchas de ellas son muy parecidas a viviendas alpinas, con tejado a dos aguas cubierto de pizarra y gruesos muros que protegen de las bajas temperaturas de la zona), un tratamiento cuidadoso de la piedra, sus altas torres campanario y la decoración de arcos ciegos y bandas lombardas exteriores.

Iglesia de l’Assumpció del Cóll, Vall de Boí. Foto: M. Márquez

Muchas de las iglesias han sido rehabilitadas, eliminando posteriores añadidos barrocos para devolverles el aspecto original románico, siendo ejemplo de ello la de Sant Joan de Boí; otras, como la de Santa Maria de Cardet, mantienen los elementos barrocos e incluso posteriores, creando con ello una imagen peculiar que puede agradar más o menos al visitante pero que refleja una tolerancia y cohabitación de estilos a lo largo del tiempo.

La adaptación del otrora espacio religioso para la visita turística / cultural ha llegado en algunos casos como en los de Sant Climent de Taüll o Sant Joan de Boí a transformarlos en pequeños museos, en los que se agradece la información in situ que permite hacerse una idea de cómo se debía vivir el culto y la experiencia religiosa en la época de su construcción y posteriormente, así como conocer de cerca la sociedad feudal y las circunstancias que permitieron la aparición de este tesoro arquitectónico.

Se agradece asimismo poder contemplar en su ubicación original las reproducciones de los frescos tan consagrados de Sant Joan de Boí, Santa Maria y Sant Climent de Taüll, llevados a Barcelona a principios de siglo en principio para preservarlos del expolio estadounidense, conservados actualmente en el MNAC. Es una experiencia mirar al Pantocrátor de Sant Climent frente a frente en su casa, aunque no se trate del original:

Pantocrator de Sant Climent de Taüll. Foto: http://www.viajesmaravillosos.wordpress.com.

También es cierto que esta museización de los antiguos espacios sagrados, que posibilita su preservación, mengua el encanto de algunas de las iglesias, como suele pasar en muchos enclaves culturales que se ven expuestos a esta misma contradicción. Se salva, por ejemplo, Santa Maria de Taüll, al mantenerse como iglesia con oficio religioso, de libre acceso y libre también de carteles explicativos. Visitarla en último lugar, sentarse en sus bancos y contemplar el fresco del ábside de la Virgen María es un final de recorrido muy recomendable.

Iglesia de Santa Maria de Taüll. Foto: http://www.viajesmaravillosos.wordpress.com

Datos prácticos:

Sobre las iglesias:

– Para visitar solamente las iglesias románicas con un día completo o dos días relajados hay más que suficiente, si bien es conveniente planificar la ruta con anterioridad, ya que los horarios de apertura no son los mismos para todas las iglesias y en los meses más fríos varias de ellas permanecen cerradas.

– El acceso normal es de unos 2€ por iglesia, por lo que si se quiere visitar todo el conjunto vale la pena comprar el bono de 9€ que venden en cualquiera de las iglesias y que incluye entrada a todas ellas y al Centre del Romànic.

– También hay que tener en cuenta que se llevan a cabo visitas guiadas, para las que se cierra la iglesia al acceso sin guía, por lo que el visitante que quiera ir por libre o llegue a media explicación deberá esperar a que la visita termine para poder entrar.

Cómo llegar:

  •  En coche: Si se va en coche desde Barcelona se tarda unas 3h 45m. Una opción es ir hasta Balaguer y de ahí a Tremp, disfrutando después de unas vistas espectaculares al pasar el pantano de camino a La Pobla de Segur. Entre La Pobla y El Pont de Suert hay mucha curva en carretera pequeña, con vistas que bien las valen. A la vuelta se pueden evitar yendo desde El Pont de Suert a Lleida directamente, y de ahí a Barcelona. Ambas rutas duran más o menos lo mismo. Por lo demás, una vez llegados al Pont de Suert todo está muy bien indicado y accesible, siendo sencillo aparcar.

Dónde dormir:

– En Boí y Taüll hay numerosos alojamientos de todo tipo, y en las demás poblaciones también hay apartamentos, hostales y casas rurales. Nosotros elegimos Erill la Vall, más pequeño y tranquilo, donde nos hospedamos en l’Era de Ferro, una casa rural muy linda. Quedamos encantados con la habitación, la atención del personal y la ubicación, estando al lado de una de las iglesias y del Centro Románico.

Enlaces de interés:

Anuncios