Etiquetas

, , ,

A continuación una pequeña agenda de exposiciones temporales muy atractivas que me han seducido impunemente, llevándome hasta Madrid para visitarlas. ¡Atención porque muchas de ellas están a punto de terminar! Al final del artículo encontraréis los vínculos a las exposiciones y fechas límite.

El Triángulo de las Bermudas se ha instalado este verano en Madrid alrededor de tres exposiciones bastante dispares entre sí pero similares en el interés que despiertan sus protagonistas: William Blake en el CaixaForum, Rafael en el Prado y Edward Hopper en el Thyssen-Bornemisza. Me siento muy afortunada de haber podido visitar las tres muestras, que paso a comentar brevemente junto con otras dos exposiciones con las que por suerte topé ya en Madrid, la de Piranesi en el CaixaForum y la de Murillo en el Prado.

¿Qué decir de Blake? Sólo por esta exposición ya valía la pena el viaje. Considerado un genio y /o un loco, este artista multidisciplinar, pintor, grabador, filósofo y poeta resulta imprescindible para comprender la cultura inglesa desde mediados del siglo XVIII hasta nuestros días. Blake será nuestro Artista del mes en noviembre, por lo que no diré más al respecto. En cuanto a la exposición que presenta CaixaForum Madrid cabe recordar que se trata de la primera retrospectiva de su trabajo realizada en los últimos 15 años, con más de ochenta obras traídas del Tate Britain de Londres. Se realizan visitas guiadas que, pese a ser comprensiblemente sintéticas, resultan útiles sobretodo para hacerse una idea general del artista, su contexto y su obra si no se le conoce excesivamente.

En el CaixaForum también se alojaba una exposición temporal sobre la actividad artística del poliédrico Piranesi, contemporáneo de Blake, encuentro muy adecuado para comparar la producción de dos grandes maestros del siglo XVIII. Y digo se alojaba porque hoy es el último día de la muestra en Madrid, pero afortunadamente la tendremos en Barcelona a principios de octubre. Sabiendo esto y considerando lo extensísimo y abundante del material expuesto preferí esperarme a tenerla aquí para documentarla a fondo, pero no pude evitar echarle un vistazo en el que me maravilló la colección de sus arquitecturas imaginarias, inspiradoras quizás de los espacios imposibles de Escher:

Carcere, Carceri d’invenzione. Giovanni Battista Piranesi, 1761.

Más específica resulta El último Rafael, una exposición completa, bien organizada y divulgativa de la que también hablaremos en otro artículo. En ella se analiza la relación creativa y laboral establecida entre Rafael y su taller, en concreto entre el maestro y sus colaboradores más cercanos, Giulio Romano y Gianfrancesco Penni. En la imagen, uno de los cuadros expuestos, un retrato de Rafael (izquierda) posando fraternalmente con un discípulo, presuntamente Giulio Romano:

Autorretrato con Giulio Romano. Rafael, 1519-1520.

Otra temporal del Prado que personalmente he encontrado muy interesante por el tema que la articula es la exposición sobre Murillo y su relación de amistad y mecenazgo con el canónigo de la catedral de Sevilla Justino de Neve, eclesiástico culto y apasionado del arte que contribuyó en la carrera del artista realizándole encargos como los cuadros para la decoración de Santa María la Blanca. De Neve se convirtió en coleccionista de gran cantidad de las obras obras de Murillo, poseyendo un total de dieciocho. Entre ellas se encuentran y se exponen el San Pedro Penitente, por primera vez a la vista del público desde que le fuera confiscado y expoliado por las tropas napoleónicas, y la espléndida Inmaculada Concepción del Hospital de los Venerables:

Inmaculada Concepción de los Venerables. Bartolomé Esteban Murillo, 1660-65.

De Hopper nada diré, porque en breve publicaré un artículo sobre él en el nuevo apartado Artista del mes, el cual estrenaremos con él a lo largo de este mes de setiembre, y no quisiera adelantar contenidos. Sólo comentar que la exposición del Thyssen es excelente y bien se merece un par de horas tranquilas para degustarla, con audioguía incluida.

Habitación en Nueva York. Edward Hopper, 1932.

DATOS PRÁCTICOS DE LAS EXPOSICIONES:

  • William Blake (1757 – 1827): visiones en el arte británico. CaixaForum Madrid. Hasta el 21 de octubre. Más información aquí.
  • Las artes de Piranesi: arquitecto, grabador, anticuario, vedutista y diseñador. CaixaForum Madrid, hasta el 9 de setiembre. Más información aquí. CaixaForum Barcelona, del 5 de octubre del 2012 al 20 de enero del 2013. Más información aquí.
  • El último Rafael. Museo del Prado, Madrid. Hasta el 16 de setiembre. Más información aquí.
  • Murillo y Justino de Neve: el arte de la amistad. Museo del Prado, Madrid. Hasta el 30 de setiembre. Más información aquí.
  • Hopper. Museo Thyssen – Bornemisza, Madrid. Hasta el 16 de setiembre. Más información aquí.
Anuncios